Close
Close

No hay productos en el carrito.

Estabilidad en trenes de alta velocidad mediante inclinómetros

Estabilidad en trenes de alta velocidad mediante inclinómetros

Los trenes de alta velocidad conectan millones de personas a sus destinos con comodidad y eficiencia, dando la sensación a los pasajeros que el tren viaja constantemente en línea recta. Con una tecnología precisa, los trenes de alta velocidad pueden tomar los giros necesarios sin reducir la velocidad, evitando así los desplazamientos incómodos de los pasajeros.

Cuando un objeto en movimiento cambia de dirección, algo tiene que compensar la fuerza centrípeta que lo desplaza lateralmente. Este efecto se aplica a las vías del tren para que este pueda mantener su velocidad durante una curva. Sin una vía inclinada, la fuerza lateral empujaría a los pasajeros hacia un lado en cada curva.

Según la velocidad del tren y el ángulo de la curva, un lado de la vía se eleva hasta cierto punto para estabilizar el tren. Al colocar la vía se utilizan inclinómetros (sensores de alta precisión) para medir con precisión la inclinación de la misma.

Cuando es necesario que un conjunto de vías esté nivelado, el mantenimiento constante de los raíles es fundamental. Mediante inclinómetros de fuerzas equilibradas es posible detectar la minúsculas imperfecciones que puedan aparecer en la inclinación de la vía.

Productos relacionados

 
Close